Cosecha 2018

Ver Vídeo

¡Es tiempo de cosecha para La Casa del Padre!

El Padre muestra su gran amor hacia la humanidad al enviar a su hijo a sosegar y aplacar la sed de amor, perdón y aceptación de toda persona. El encuentro que tuvo Jesús con la mujer samaritana lo describe a cabalidad.

Jesús contestó: Cualquiera que beba de esta agua pronto volverá a tener sed, pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.

—Por favor, señor —le dijo la mujer—, ¡deme de esa agua!

Juan 4:13-15a

Este encuentro también describe nuestro alimento y responsabilidad como hijos y seguidores de Jesucristo:

Entonces Jesús explicó: Mi alimento consiste en hacer la voluntad de Dios, quien me envió, y en terminar su obra. Ustedes conocen el dicho: “Hay cuatro meses entre la siembra y la cosecha”, pero yo les digo: despierten y miren a su alrededor, los campos ya están listos para la cosecha.

Juan 4:34-35

Queremos que este 2018 sea un tiempo en que toda la iglesia esté atenta, lista y trabajando para traer la mayor cantidad de fruto a nuestro Dios. Hay una oportunidad extraordinaria de experimentar cómo al final de una jornada ardua, lo que hemos invertido en tiempo se convierte en realidad. ¡Hágalo visible en su familia, en la iglesia, en el trabajo, y adonde quiera que usted se encuentre! ¡Coseche!

Yo los envié a ustedes a cosechar donde no sembraron; otros ya habían hecho el trabajo, y ahora a ustedes les toca levantar la cosecha.

Juan 4:38