¿Qué hacemos?

Nosotros organizamos jornadas en diferentes instituciones locales y campañas de operaciones totalmente gratuitas. Hasta la fecha hemos logrado operar a doscientos niños con labio leporino y paladar hendido. También contamos con casos médicos poco comunes como: elefantiasis o tumores de células gigantes. Gracias al conjunto trabajo de médicos especializados y al gran apoyo de la Misión Cristiana La Casa del Padre se pudo operar a los pacientes que sufrían de estos males.

Labio leporino y Paladar hendido

Fisura labial al defecto congénito que consiste en una hendidura o separación en el labio superior. El labio leporino se origina por fusión incompleta de los procesos maxilar y nasomedial del embrión y es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes.

El paladar hendido es una embriopatía de tipo fisura que afecta de forma variable al paladar duro y al velo del paladar.

Existen muchas causas para el labio leporino y el paladar hendido, como problemas con los genes que se transmiten de uno o ambos padres, drogas, virus u otras toxinas que también pueden causar estos defectos congénitos. El labio leporino y el paladar hendido pueden ocurrir junto con otros síndromes o anomalías congénitas.

El labio leporino y el paladar hendido pueden:

  • Afectar la apariencia de la cara.
  • Llevar a problemas con la alimentación y el habla.
  • Llevar a infecciones del oído.

Los problemas que pueden estar presentes debido a un labio leporino o paladar hendido son:

  • Insuficiencia para aumentar de peso.
  • Problemas con la alimentación.
  • Flujo de leche a través de las fosas nasales durante la alimentación.
  • Retardo en el crecimiento.
  • Infecciones repetitivas del oído.
  • Dificultades en el habla.

Filariasis linfática

La filariosis linfática, llamada comúnmente elefantiasis, es causada por W. bancrofti, B. malayi o B. timori. El parásito adulto, con forma de filamento, reside en los conductos o en los ganglios linfáticos, donde puede permanecer viable durante más de dos decenios. Se transmite por la picadura de mosquitos.

Las manifestaciones habituales de la filariosis linfática consisten en microfilaremia asintomática (o subclínica), hidrocele, linfangiadenitis aguda y enfermedad linfática crónica. 

Tumores de células gigantes

El tumor de células gigantes benigno del hueso es una lesión neoplásica de bajo grado que casi siempre aparece en la región epifisaria o metafisaria de un hueso largo y se desarrolla a través del proceso de osificación encondral. La lesión normalmente es solitaria y se hace sintomática cuando se ha destruido bastante porción del hueso. 

Aunque es benigno, tiene una tendencia para la destrucción significativa del hueso, recidiva local, y de vez en cuando a dar metástasis. La historia natural del tumor de células gigantes varía ampliamente y puede extenderse desde la destrucción ósea local, a la metástasis local, metástasis al pulmón, metástasis a los ganglios linfáticos, o transformación maligna.